Agua de la Reina de Hungría - Centro de  Estética Itziar y Mariángeles
Agua de la Reina de Hungría - Centro de  Estética Itziar y Mariángeles
Agua de la Reina de Hungría - Centro de  Estética Itziar y Mariángeles
Agua de la Reina de Hungría - Centro de  Estética Itziar y Mariángeles
Agua de la Reina de Hungría - Centro de  Estética Itziar y Mariángeles
Agua de la Reina de Hungría - Centro de  Estética Itziar y Mariángeles

Agua de la Reina de Hungría

€59,50 EUR Oferta Ahorre

El artículo está en stock Sólo 0 quedan en el inventario El artículo está agotado El artículo no está disponible

Envíos con cero emisiones de carbono con Shopify Planet
Envíos neutros en carbono en todos los pedidos
Tecnología de Shopify Planet

Te podría interesar


Agua de la Reina de Hungría

El Agua de la Reina de Hungría es un tónico corporal vitalizante que rejuvenece y refresca la piel, actuando como potenciador de toda la gama de productos corporales de ALQVIMIA. Se trata de un fluido alcohólico-acuoso que se evapora rápidamente en contacto con la piel dejándola sensiblemente perfumada.

Se trata de un Tónico Corporal Vitalizante Alquímico formulado a base de una tintura alquímica de romero, de gran pureza y extraordinario efecto tonificante y vitalizante, elaborada en condiciones que reproducen los principios de fabricación que seguían los alquimistas de la Edad Media para la Reina Isabel de Hungría, famosa en toda Europa por su belleza.

El Agua de la Reina de Hungría está compuesta por las más puras y poderosas materias primas de origen vegetal. Una extraordinaria sinergia de principios activos, 100% natural, con una estimulante fragancia para nuestros sentidos y que ofrece un efecto altamente tonificante y vitalizante, preparando la piel para recibir y potenciar la eficacia de cualquier tratamiento corporal de ALQVIMIA. Está formulada a partir de activos de origen vegetal como la tintura de romero y una sinergia de aceites esenciales de Romero, Bergamota, Petitgrain, Limón, Lavandín, Incienso, Mirra y Clavo.

Detalles

En  Hungría,  durante  la  Edad  Media,  vivió  una  reina  llamada  Isabel,  famosa  en  toda  Europa  por  su  gran  belleza  y  poder  de  seducción.  Cuenta  la  leyenda  que  con  el  paso  de  los  años,  la  Reina  Isabel  percibía  cómo  su  salud  y  su  belleza  se  iban  marchitando.  Un  día  paseando  a  caballo  por  el  bosque,  encontró  a  un  alquimista  y  le  pidió  que  le  preparara  una  loción  con  la  que  pudiera  recuperar  su  salud  y  atractivo.  El  alquimista  elaboró  una  loción  con  una  tintura  alquímica  de  romero  a  la  que  añadió  unos  aceites  esenciales  rejuvenecedores  y  refrescantes  que  otorgaban  al  preparado  una  deliciosa  fragancia.  En  poco  tiempo,  la  Reina  Isabel  recuperó  la  salud  y  la  belleza  perdida.
Aquella  fórmula,  famosa  en  toda  Europa  durante  la  Edad  Media  y  el  Renacimiento,  es  recordada  aún  como Agua  de  la  Reina  de  Hungría.

En  ALQVIMIA  seguimos  elaborando  el  Agua  de  la  Reina  de  Hungría  imitando  los  procesos  de  fabricación  de  los  alquimistas,  cuando  las  flores  de  Romero  eran  recolectadas  en  un  día  y  en  una  hora  especial  y  eran  utilizadas  para  preparar  una  tintura  alquímica.  La  tintura  alquímica  que  se  emplea  en  el  proceso  cuenta  con  tres  calcinaciones  y  tres  maceraciones.  Después,  a  esta tintura  alquímica  le  añadimos  una  sinergia  de  Aceites  Esenciales  de  Bergamota,  Petitgrain,  Limón,  Romero, Lavandín,  Incienso,  Clavo  y  Mirra  y  la  dejamos  macerar  durante  varios  meses  antes  de  ser  envasada  con  extremo  cuidado. 

Modo de empleo

Agitar antes de usar.

Cada mañana, después de la ducha, aplicar con un ligero masaje el Agua de la Reina de Hungría. Seguidamente, completa tu tratamiento aplicando el  Aceite Corporal Alqvimia deseado: Anticelulítico, Reductor, Reafirmante de Tejidos, etc.

Precauciones: Producto fotosensible, no exponerse al sol ni a otras fuentes de luz UV después de su uso. Evitar contacto con los ojos y otras áreas sensibles. Conservar en lugar fresco y seco al amparo de la luz directa. Agitar antes de usar. Evita usar el Agua de Reina de Hungría en verano o antes de una exposición al sol pues contiene Aceite esencial de Bergamota, un aceite muy fotosensible y alcoholes naturales.

Ingredientes

ALCOHOL, ROSMARINUS OFFICINALIS FLOWER/LEAF/STEM EXTRACT, CITRUS AURANTIUM BERGAMIA FRUIT OIL, LIMONENE*, CITRUS AURANTIUM AMARA LEAF/TWIG OIL, CITRUS LIMON PEEL OIL, LINALOOL*, ROSMARINUS OFFICINALIS OIL, LAVANDULA HYBRIDA GROSSO HERB OIL, BOSWELLIA CARTERII EXTRACT, EUGENIA CARYOPHYLLUS LEAF OIL, COMMIPHORA MYRRHA OIL, 1-OCTEN-3-YL ACETATE*, CITRAL*, CITRONELLOL*, EUGENOL*, GERANIOL*. *Componentes naturales de los aceites esenciales / Natural components of essential oils.

Formato

150 ml.